Esta transmisión oral tenía el inconveniente de los «ruidos» que deformaban el mensaje.

Los más antiguos vestigios de escritura se encuentran, hacia finales del IV milenio a.

C., en el Antiguo Egipto, con jeroglíficos, y la antigua Mesopotamia, mediante signos cuneiformes (escritura cuneiforme; utilizaban una varilla con sección triangular, que al hendir en placas de arcilla, dejaba una marca en forma de cuña).

C.) La seda se usó mucho como soporte para escribir.

La tela era ligera, resistente al clima húmedo, absorbía bien la tinta y proporcionaba al texto un fondo blanco, sin embargo era mucho más cara que el bambú, es por esto que en ocasiones se hacía una copia en bambú antes de grabarse en seda los textos importantes.

Our Word of the Year choice serves as a symbol of each year’s most meaningful events and lookup trends.

It is an opportunity for us to reflect on the language and ideas that represented each year.

La escritura china más antigua que se conoce son 50000 inscripciones sobre conchas de tortuga que incorporan 4500 caracteres distintos, y data del 1400 a. en el yacimiento de Xiaotun, en la provincia de Henan.

Pero los primeros libros reconocibles de China corresponden al siglo VI a.

Mediante fórmulas de valor mnemotécnico​ se estructuraban narraciones, que pasaban de generación en generación como valiosa herencia cultural de los más diversos grupos humanos.

Dichas reglas mnemotécnicas ayudaban tanto a la memorización como a la difusión de los relatos.

La invención del papel según la tradición china, se atribuye a un eunuco de la corte imperial llamado Cai Lin en el 105 d. Usando nuevos ingredientes (trapos viejos, cáñamo, corteza de árbol y redes de pescar) creó un método de fabricación de papel muy similar al que se usa hoy en día.